Estoy gratamente asombrada, por que me entere algo lindo de una clienta.

El caso fue así, la llamo un día para solicitar que me haga un arreglo y le propuse un canje, si es que le interesaba. Justo, me dice! Ella pensaba preguntarme cuánto costaba mi trabajo?  Y le dije: mi trabajo no “cuesta”, pero si vale.

Quedamos en un canje trabajo por trabajo.

Al ingresar a su casa, y taller de trabajo, me dí cuenta que su trabajo ocupaba más de la mitad de su casa. Y su hogar quedaba relegado a un pequeño espacio.

Después con la charla posterior, que suelo realizar, me lo confirmó. Ella trabajaba muchas más horas de las típicas ocho. No tenía tiempo para hacer nada extra.

Uno de los temas que ella quería tratar, por así decirlo, era la pareja.  Descubrí que no solo tenía un lugar de guardado (abarrotado de cosas, sin luz y aire) en  el área de las RELACIONES,  correspondiente a la pareja.   También, en el proceso,  le costaba hacer las tareas que le di para ese tema de su vida. Ya que con el Feng- Shui lo que hacemos, es observar el entorno  y luego interiorizar lo que vimos. Yo los guió, pero los cambios dependen del interesado.

Así fue,  me dijo en ese proceso, que Si sentía tenía “trabado algo” con ese tema,  había tenido una separación que le  costó bastante.  También pude observar los  pensamientos negativos que hacían que ella se frene a la hora de ver a algún hombre como algo más que un amigo o conocido.  No quiero un vago, un haragán que no trabaje, ni un hombre posesivo. Tampoco . . . Y la lista seguía.

Le llame  la atención qué observe lo que estaba pensando y diciendo. Y su tarea fue escribir lo que “si quería para ella”. Salieron palabras como compañero, alguien con el que se pueda contar, muy lindas cosas que ayudaron a graficar a dónde podía llegar con un cambio de enfoque.

Con el transcurso de la armonización, el otro tema que le preocupaba que era el dinero o su falta, lo tratamos desde el mismo lugar, que observara, lo que yo veía, tenía grabado  que debía trabajar muy duro para conseguir apenas “sobrevivir”, que si ella no se movía no tenia trabajo, y otras cosas que nos suenan conocidas, no?

Le recomendé que haga una lista de las cosas que tiene y no puede comprar con dinero, para empezar. Como la vida, la salud, etc. Y que empiece a agradecer.

La GRATITUD  ES LA CLAVE DE LA PROSPERIDAD!!

Quiero aclarar que se trabajaron con las áreas opuestas y complementarias a ambas, como antes de tratar el Área de las RELACIONES ver nuestro CONOCIMIENTO INTERIOR y darse primero aquello que quiere de una pareja. Y evaluar sus tiempos para hacer algo que sea únicamente para mimarse, distenderse, cosa que no tenía, tiempo para ella.

Ahora después de tiempo sin saber de ella me entere esta muy felizmente de novia.

Y me pone muy contenta!!

Saber que con este arte milenario, simple, puedo ayudar o guiar para que alguien pueda mejorar su forma de vida. Que no depende de colgar una campana o las monedas chinas, es más profundo. Al observar en tu entorno y ver su simbolismo vemos lo que sentimos con cada tema en nuestras vidas.  Desde ahí si no te gusta lo que viste se puede mejorar o cambiar. Y por ende mejor tu vida!

Me despido hasta la próxima!!

Pamela Dávalos

Armonización en  Feng Shui – Diseño Interior

Cel: 3764-418126